Es el proceso solicitado por la seremi de salud para poder demoler una propiedad con el fin de salvaguardar la salud de los trabajadores que operaran en la demolición y de las propiedades adyacentes, ya que al demolerse una propiedad que llevaba tiempo sin ser habitada es muy probable que plagas hayan tomado parte de estas para refugiarse y proliferar y por ende al remover la estructura y el material existente, estas plagas migraran a las casas y/o edificios cercanos.

El proceso de visación consiste en la ejecución de la desratización y emisión de certificado que es subido a la plataforma de la SEREMI de Salud junto con el plano de las estaciones cebaderas, posterior a ello la empresa aplicadora de plaguicidas debe pagar este proceso. La SEREMI se fija un plazo de 21 días hábiles para hacer una visita en terreno e inspeccionar que no exista presencia de plagas en el lugar.